viernes, 29 de julio de 2016

El lenguaje de las flores (Floriografía)



Hubo un tiempo en que las flores tenían su propio lenguaje, llamado floriografía.

Las flores eran las emisarias de las más diversas emociones y estados de ánimo, y con ellas se podían comunicar sentimientos que de otra forma era imposible transmitir porque el puritanismo de la época victoriana lo impedía.

En las flores se encontró una manera sutil de comunicar los más variados sentimientos y para ello era necesario conocer su idioma, sus matices, sus secretos.

Cada flor con su color transmitía un sentimiento, por lo que la composición de un ramo podía llegar a ser una hermosa poesía sin palabras, pero rebosante de belleza y de aromas.


El lenguaje de las flores y su conocimiento, formaba parte de un modo de vida y estaba presente en cada evento y acto social, llegando a ser una norma más del protocolo, como lo podía ser el saludo o la manera de presentar una mesa.


El auge de la floriografía llegó a su esplendor durante el s. XIX, época durante la cual se publicaron numerosos libros sobre el tema, y de los cuáles uno de los más conocidos fue “El lenguaje de las flores” de Kate Greenaway publicado en 1.884.


Portada del libro "El lenguaje de las flores" de Kate Greenaway

A continuación un breve diccionario del lenguaje de las flores:

Acacia: Elegancia
Adelfa: Seducción
Alhelí Amarillo: Fidelidad

Amapola: Placer

Amapola

Azalea: Consuelo
Anémona: Abandono, hastío
Azucena: Inocencia
Begonia: Cordialidad
Boca de Dragón: Presunción Cala: Belleza
Caléndula: Consuelo

Camelia: Amor Eterno, Puro

Camelia
Camelia Roja: Admiración
Camelia Rosa: Anhelo
Campanilla de invierno: Esperanza
Clavel: Coquetería
Ciclamen: Desconfianza
Clavel Amarillo: Desdén
Clavel Blanco: Inocencia
Clavel Estriado: Rechazo

Clavel Rojo: Deseo

Clavel

Clemátide: Belleza de alma
Crisantemo: Eternidad Crisantemo Amarillo: Amor desdeñado
Crisantemo Azul: El amor se acabó, no me costó mucho superarlo
Crisantemo Blanco: Sinceridad
Crisantemo Naranja: Amor frágil
Crisantemo Rojo: Te quiero
Crisantemo Rosa: Expresión de un amor frágil
Crisantemo Violeta: No soporto la idea de perder tu amor
Dalia: Inestabilidad
Dalia blanca: Seducción
Dalia amarilla: Fidelidad
Dalia naranja: Declaración de Amor
Dalia rosa: Felicidad
Dalia roja: Amor Eterno

Dalia violeta: Fidelidad

Dalia

Dalia malva: Agradecimiento
Enebro: Afecto duradero
Espliego: Fervor
Farolillo: Agradecimiento
Flor de Azahar: Castidad
Flor de Ciruelo: Promesa

Flor de Lis: Llama, Pasión ardiente


Flor de Manzano: Preferencia
Gardenia: Amor secreto
Geranio Escarlata: Consuelo
Geranio Oscuro: Melancolía
Girasol: Adoración Girasol amarillo: Preferencia, Fidelidad
Girasol naranja: Admiración
Gladiolo: Cita amorosa
Gladiolo multicolor: Amor fuerte con un toque de locura
Gladiolo amarillo: Invitación amorosa
Gladiolo naranja: Amor fuerte y sensual
Gladiolo rojo: Amor erótico
Gladiolo rosa: Éxito
Lila: Lágrimas
Hibisco: Belleza delicada
Hiedra: Fidelidad matrimonio Hisopo: Limpieza
Hortensia: Capricho, indiferencia
Iris Blanco: Esperanza
Jacinto Azul: Constancia
Jacinto Amarillo: Celos
Jacinto Púrpura: Pesar, aflicción
Jazmín Blanco: Amabilidad, apego
Laurel flor: Gloria, Ambición
Lavanda: Constancia
Lila: Humildad
Lirio: Saludos Lirios amarillos: Amarte me hace feliz
Lirios azules: Amor tierno
Significan buenas noticias
Lirios blancos: Corazón tierno, te quiero y confío en ti
Lirios malvas: Tus ojos me enloquecen
Deseo de seducir a la persona amada
Lirios naranja y rojos: Pasión de Amor
Loto: Elocuencia
Magnolia: Amor a la naturaleza, simpatía, nobleza, perseverancia y dignidad
Malva Real: Ambición
Malva Silvestre: Apacibilidad
Margarita: Simboliza la inocencia y la pureza
Margarita azul: Te soy fiel
Margarita blanca: Flor para seducir
Margarita rosa: Amor tímido o inocente
Margarita blanca y rosada: Solo tengo ojos para ti
Mirto: Verdadero amor
Nenúfar: Pureza de corazón
Olivo: Paz
Orquídea: Belleza
Ortiga: Crueldad
Pensamiento: Recuerdo 
Pensamiento amarillo: Deseo lleno de poesía
Pensamiento azul: Confío en tu amor
Pensamiento blanco: Amor que comienza, te respeto
Pensamiento malva: Nostalgia del amor perdido
Pensamiento multicolor: Piensa en mí como yo lo hago en ti
Pensamiento naranja: Deseo físico intenso

Pensamiento negro: Amor sin Esperanza

Pensamiento negro
Pensamiento rosa: Fidelidad
Pensamiento rojo: Amor Ardiente
Peonia: Veracidad
Peonía blanca: Soy afortunado por tenerte
Peonía malva: Amistad
Fuerte Peonía multicolor: Eres pura belleza
Peonía roja: Deseo Ardiente Peonía rosa: Deseo Tímido
Rododendro: Peligro
Romero: Recuerdo
Rosa: Amor
Sauce Llorón: Aflicción
Tomillo: Constancia
Tragapán: Miramiento, caballerosidad
Trébol: Venganza
Trébol Blanco: Piensa en mi
Trébol de Cuatro Hojas: Sé mío Tulipán: Amor sincero
Tulipán Amarillo: Amor sin esperanza
Tulipán blanco: Mi amor por ti es extremo
Tulipán doble: Tendremos éxito como pareja
Tulipán jaspeado: Me gustan tus ojos
Tulipán multicolor: Amor loco y extravagante
Tulipán negro: Dolor

Tulipán rojo: Simboliza el amor eterno

Tulipán


Verbena: Encanto
Violeta: Simboliza la simplicidad y el pudor
Violeta Azul: Confianza y Desvelo
Violeta doble: comparto tu amor (o tu amistad)
Violeta de Olor: Modestia

Michelle de Chardin


Entrada cortesía de Afilado Online quien le brinda la oportunidad de mantener afiladas sus herramientas de jardinería que requieren afilado de forma fácil y sencilla. Servicio de recogida y entrega a domicilio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario